La cera en los oídos

Los oídos y la cera están estrechamente relacionados en el funcionamiento del sistema auditivo humano. La cera de los oídos, también conocida como cerumen, es una sustancia cerosa producida por las glándulas ceruminosas en el canal auditivo externo.

Esta cera tiene varias funciones importantes:

Protección: El cerumen ayuda a proteger el canal auditivo externo atrapando partículas de polvo, suciedad, bacterias y otros objetos extraños que podrían dañar el tímpano.

Lubricación: Los conductos auditivos están rodeados de piel. La cera ayuda a mantener la piel del canal auditivo suave y flexible.

Autolimpieza: El movimiento natural de la mandíbula durante la masticación y otros movimientos faciales ayuda a que la cera se mueva hacia fuera del conducto auditivo, eliminando gradualmente las partículas atrapadas. La cera, por lo general, es expulsada del canal auditivo de manera natural al entrar agua cuándo nos duchamos, o como mencionábamos con anterioridad al masticar.

Sin embargo, a veces la acumulación excesiva de cera puede causar problemas, como la obstrucción del canal auditivo, pérdida de audición temporal, sensación de plenitud en el oído y molestias. En tales casos, es importante evitar introducir objetos extraños en el oído para tratar de limpiar la cera, ya que esto puede empujarla más hacia adentro y causar daño al tímpano o al canal auditivo. En su lugar, se recomienda consultar a un profesional médico para que realice una limpieza segura y adecuada del oído si es necesario.

La limpieza del conducto auditivo debe llevarla a cabo un profesional ya que se emplea una técnica específica para ello. La cera puede aspirarse en los casos de rotura timpánica o retirarse con agua usando una jeringa con agua templada.

Los tapones de cera reducen la audición y en el caso de pacientes que usan sonotones puede provocar pitidos o acoplamientos. Los audífonos recogen, a través de sus micrófonos el sonido, y lo amplifican según la pérdida auditiva de la persona transmitiéndolo hacia el Tímpano por el conducto auditivo. Si en el recorrido choca con un tapón de cera puede provocar acoplamientos.

En el caso de pacientes que usan habitualmente audífonos sus conductos auditivos deben estar limpios de cera para que los sonotones puedan transmitir correctamente el sonido.

Conducción y audición

Conducción y audición

Escuchar correctamente es fundamental cuando se va a conducir un vehículo. La seguridad en la carretera se ve comprometida si el conductor no dispone de una buena audición cuándo se pretende conducir. La capacidad de escuchar y procesar los sonidos del entorno es...

leer más
Deporte y audífonos

Deporte y audífonos

Practicar deporte con audífonos es algo común para muchas personas, ya que ayuda en la motivación, mejora la experiencia de entrenamiento y, en algunos casos, ofrece beneficios extra como el aislamiento del ruido exterior. Sin embargo, hay algunas consideraciones que...

leer más
Audífonos y calidad de vida

Audífonos y calidad de vida

El impacto que puede tener el uso de audífonos en la calidad de vida de una persona con pérdida auditiva es innegable. Los sonotones influyen de manera positiva en muchos aspectos de su vida. Algunos de ellos son: Mejora de la Comunicación: Gracias a los audífonos las...

leer más